Municipio realiza por seguridad extracciones de árboles en Avenida Collín

Sus respectivas reposiciones contarán con especies nativas y exóticas, que no requieran un alto consumo hídrico y posean un fácil control para su tratamiento.

Desde temprano este martes las cuadrillas de la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato se despliegan por Avenida Collín, dos camiones plumas de gran altura y un camión de retiro de ramas acompañan a 14 trabajadores que de manera integral abordan sectorialmente un lugar altamente transitado de Chillán.

¿El motivo? La seguridad de miles de personas que caminan a diario por el lugar, para lo cual el equipo de Ornato Municipal se basó en el informe presentado en enero de este año por la empresa Sercotal, "Plan de Intervención en Arbolado Urbano de Chillán” que determinó en aquella oportunidad que un 4% de las especies analizadas tienen calificación de estar en mal estado, mientras que un 49% del arbolado se encuentra en buen estado y un 47% en estado regular.

De esta forma, tras aquel diagnóstico profesional de más de 500 árboles de las cuatro plazas principales de la comuna instruido por el alcalde Camilo Benavente se determinó la eliminación de un total de 13 especies en Avenida Collín en forma planificada, junto con evaluar otros ejemplares en forma prolija.

El encargado del departamento, Alexis Sandoval, indicó que estas labores se extenderán por toda la semana debido a que se trata de un eje principal de la comuna con especies añosas, cuyo estado requiere atención e intervención. “En un principio serían un total de 13 especies, cuyo análisis instrumental ya fue realizado arrojando que están malas condiciones fitosanitarias y presentan daños en su tronco principal, pero el número podría aumentar según las evaluaciones que  estamos efectuando”.

Al tratarse de una avenida con bastante arbolado, el análisis se va efectuando en cada especie de manera individual a medida que los equipos avanzan por tramos, todo gracias a un muestreo con taladro de precisión para ver cómo está el interior del árbol. Asimismo, durante la ejecución se pretende conseguir la mayor cantidad de podas para evitar todo peligro a la comunidad y permitir el tránsito de camiones de gran altura sin pasar a llevar árboles.

De esta manera, para avanzar rápido y no interrumpir el tránsito, el despliegue esta semana incluye el uso de una pluma arrendada de 25 metros de altura y otra perteneciente a la dirección de 18 metros, tras lo cual inicia el proceso de reposición con especies nativas y exóticas de bajo consumo hídrico, que no produzcan daño a la comunidad y posean un fácil control para su posterior tratamiento.