Los cielos de Quilamapu se preparan para nueva versión del Festival del Volantín

El sábado 24 de septiembre, desde las 14:00 horas, se realizará una nueva versión de la Fiesta del Volantín, evento que espera reunir a la familia y a todos quienes gusten de teñir el cielo con los colores.

Quilamapu será escenario de una tradicional fiesta chillaneja. El sábado 24 de septiembre, desde las 14:00 horas, se realizará una nueva versión de la Fiesta del Volantín, evento que espera reunir a la familia y a todos quienes gusten de teñir el cielo con los colores.

El festival es organizado por la Municipalidad de Chillán, a través de DIDECO y el Rotary Club Chillán Oriente y contará con juegos típicos, concursos, música folclórica en vivo  y como es habitual, se premiará al volantín más grande, al más pequeño y al más original, entre otras categorías, se suma la presencia del palo encebado y otros concursos, los que contarán con atractivos premios otorgados por las empresas Copelec y Coca Cola.

El alcalde de Chillán, Camilo Benavente, valoró el festival, argumentando que “es una tradición y una costumbre en nuestra ciudad y para el cual invitamos a la comunidad a participar de un evento familiar que cumple con todas las medidas de seguridad”.

El concejal Patricio Huepe, quien es el articular del Festival del Volantín 2022, agradeció el apoyo de las empresas involucradas. “Producto del trabajo entre DIDECO y la Dirección de Deportes, el evento se realizará en la cancha sintética de Quilamapu, donde se podrán realizar los juegos populares como el palo encebado y otras innovaciones”.

Zoraya Martínez, directora de DIDECO, también invitó a la comunidad a sumarse con su volantín para vivir parte de las tradiciones propias de septiembre. “Para este año invitamos a las tejedoras de Chillán para elegir la bufanda más larga, están todos invitados a retomar la Fiesta del Volantín como una fiesta nuestra y criolla”.

El Festival del Volantín nació como una iniciativa de la Radio La Discusión y por su director y propietario, Alfonso Lagos, rescatando tradiciones y tiempos en los cuales los juegos populares eran aficiones muy concurridas que finalmente institucionalizaron dicho festival.

La celebración comenzó en el Colegio Seminario y llegó a convocar a miles de personas. Se realizó durante cerca de 15 años, tras los cuales se suspendió hasta 1980, cuando asumió la organización la Municipalidad de Chillán, el Rotary Club Chillán Oriente y en las primeras instancias el Consejo de Deportes. Bajo el alero de estas instituciones, se comenzó a realizar la actividad en el Complejo Deportivo Quilamapu.