Alcalde Benavente anunció mejoras del Cesfam Ultraestación Dr. Raúl San Martín González

Tras el retraso de las obras del nuevo establecimiento, por quiebra de empresa constructora, el municipio prepara arreglos al actual recinto de salud.

Ante la quiebra de la empresa Dimar 2, que estaba ejecutando las obras del nuevo Centro de Salud Familiar Dr. Raúl San Martín González y que dejó los trabajos con un 73% de avance, la Municipalidad de Chillán en conjunto con la Dirección de Salud ya están planificando acciones para revertir la negativa situación.       

En conversación con funcionarios del cesfam y dirigentes vecinales del sector, quienes expresaron su desazón y preocupación por el retraso de las obras, el alcalde de Chillán, Camilo Benavente Jiménez, comprometió gestionar en el corto plazo medidas inmediatas concernientes a mejorar la infraestructura existente del actual establecimiento.

“El nuevo recinto asistencial con los procesos administrativos de relicitación, la culminación de las obras y la autorización sanitaria no estará listo en menos de un año, lo que significa que los vecinos y vecinas del sector tendrán que pasar nuevamente un invierno atendiéndose en el inmueble antiguo con todas las incomodidades que ello significa, ya que sabemos los problemas de espacio de cesfam, que atiende a una población inscrita de 20 mil personas”, comentó Benavente.

El alcalde de Chillán, en ese sentido, señaló que la Disamu Chillán ya está trabajando con una arquitecta, a modo de buscar soluciones a los problemas de espacio. La autoridad comunal, detalló que  “se va reacondicionar el frontis del cesfam y se habilitarán como salas de espera espacios internos del establecimiento y también un galpón inflable adquirido con recursos del Servicio de Salud Ñuble”.

Benavente, agregó que en paralelo se están buscando sedes vecinales o inmuebles en arriendo, para trasladar algunas prestaciones y descongestionar aún más el cesfam. La idea –sostuvo el edil- “es prepararse para un nuevo invierno, con el objeto de darle una mejor acogida y dignidad a los usuarios y usuarias que asisten atenderse al cesfam buscando una solución a sus problemas de salud”.

Otro aspecto, al cual Benavente dijo dará respuesta, es a la cobertura de sectores rurales del sector poniente de la ciudad, como Ñuble Alto y Oro Verde, entendiendo los problemas de conectividad de sus habitantes para trasladarse por una atención.

Nuevo trato

Pero para Benavente no todo es mejoramiento de infraestructura. La autoridad ha sido enfática en señalar que los cesfam como puerta de entrada a la salud deben dar un ejemplo de atención a la ciudadanía.

“En estos meses hemos conversado con los funcionarios/as de direcciones claves para el municipio, como Dideco y Salud. A estas direcciones llegan todos los días cientos de personas con múltiples dificultades y afecciones, buscando alguna salida a sus problemas, por lo que la atención debe ser más humana y empática. Lo que buscamos es instaurar una nueva cultura de atención, donde el centro sea la persona y, nosotros como municipio, seamos un puente para dar una solución”, subrayó la autoridad.