Transparencia        

       

Noticias

Encuentran vestigios del mural “Principio y fin” de Julio Escamez

La obra realizada en la Municipalidad de Chillán fue “eliminada” en 1973 por la dictadura militar.

El 20 de agosto de 1972 fue inaugurado en el Salón de Concejo de la Municipalidad de Chillán el mural “Principio y fin” del autor Julio Escámez. La obra, de grandes proporciones, fue presentada en sociedad por el alcalde de la época Ricardo Lagos Reyes, junto al cuerpo de regidores (hoy concejales) del municipio, y también por el presidente de la república de aquel entonces, Salvador Allende. Un año después, la obra sería eliminada por la dictadura, picada hasta el último milímetro sin dejar rastro alguno, según las versiones más populares.

Eso hasta jueves 25 de noviembre, cuando la búsqueda del mural entregó el resultado que todo el mundo esperaba con ansias: existen vestigios. Así lo determinó Carlos Inostroza, arquitecto de la consultora Estudiocero, quien se encuentra estudiando los muros del Salón de Concejo y Sala de Archivo del edificio consistorial de Chillán.

“Lo importantes es que después de casi cincuenta años de la ‘destrucción’ del mural, en donde distintas versiones indicaron que se botó el muro, se le echó alquitrán y luego picó, hoy pudimos hacer unas cata hasta descubrir la capa pictórica, lo cual es una gran noticia ya que podemos decir que encontramos vestigios del mural, y también que después de cincuenta años el mural de Julio Escámez está vivo. Puede que esté a muy mal traer, pero está vivo y lo podemos recuperar. Tenemos que hacer los estudios siguientes para ver el estado general y las técnicas que necesitaría para poder ser restaurado. Eso se puede, es un trabajo muy lento, pero técnicamente se puede y tenemos equipos profesionales en Chile capacitados para ello”, explicó Inostroza desde el Salón de Concejo de la Municipalidad de Chillán aún emocionado por el descubrimiento.

En concreto, el hallazgo consiste en una porción de pintura de una parte del mural, la cual fue comparada en color y posición gracias a las imágenes de archivo. Esto permitió al experto concluir que lo encontrado era efectivamente un indicio del mural que la dictadura intentó eliminar.

 

MUNICIPALIDAD DE CHILLÁN

El camino trazado previamente para lograr este hecho histórico se inició con la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, quienes tomaron contacto con el Consejo de Monumentos Nacionales para solicitar colaboración. Ellos a su vez realizaron las gestiones para que Inostroza iniciara el estudio de los muros del edificio consistorial, con la esperanza de encontrar algún vestigio. El martes 9 de noviembre se produjo el primer acercamiento y el jueves 25 sucedió el descubrimiento.

"A través de OTR (Oficina Técnica Regional) del CMN Ñuble se logró la colaboración de Carlos Inostroza, arquitecto experto en el área para realizar un diagnóstico del muro original (ubicado en el muro sur del Salón de Concejo y muro sur de la Sala de Archivo de la DOM) que clarificará la preexistencia o no de la gran obra de Escámez, despejando una incógnita de décadas. En paralelo hemos realizaremos un levantamiento de antecedes asociados a la memoria del mural, mediante entrevistas a antiguos funcionarios municipales que conocieron de primera fuente la obra y búsqueda de fuentes de archivo, entre ellas copias de los bocetos originales de "Principio y fin" pertenecientes a la Pinacoteca de la UdeC y fotografías del día de la inauguración del mural en 1972, las cuales son parte del Archivo Fotográfico Patrimonial de la Biblioteca Municipal de Chillán, planimetría del edificio, entre otros. Todo este proceso está siendo registrado mediante un profesional audiovisual", señaló Karin Cárdenas, encargada de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán.

“Estamos muy contentos porque hay vestigios evidentes, además contamos con un profesional de primera línea que ha podido identificar colores que evidentemente son parte del mural ‘Principio y fin’ de Julio Escámez. Esto significa que hay un primer hallazgo que nos permitirá ahora hacer un estudio más profundo para el cual este municipio entregará toda su colaboración”, concluyó el alcalde Camilo Benavente.

Por su parte, las sobrinas del pintor Cecilia Escámez y Orietta Duvauchelle, agradecieron el apoyo del municipio y de la primera autoridad comunal.

“Como familia, nos emociona profundamente saber que existe al menos la posibilidad de recuperar para la ciudadanía parte de la obra de Escámez. Con esto se abre la esperanza de avanzar en un acto de justicia y de memoria no solo con el artista, sino con el potente mensaje que reside en la obra artística, siempre vigente y actual. Agradecemos especialmente a la Municipalidad de Chillán por no olvidar el legado de Escámez y también a Carlos Inostroza, arquitecto de patrimonios encargado del proyecto”, dijeron.

Acceso a la Infor.    

Ley del Lobby