Alrededor de mil jóvenes aprenderán a nadar este verano en las piscinas municipales

Municipalidad planificó el funcionamiento en tres recintos con clases, bloque de hidrogimnasia para adultos mayores y apertura de las piscinas para la comunidad durante las tardes.

“Tenemos en la ciudad cerca de mil niños y niñas que aprenderán a nadar”, destacó el alcalde Camilo Benavente por la apertura de las tres piscinas municipales que permiten realizar actividades recreativas al aire libre en las tres piscinas municipales habilitadas para personas de todas las edades respetando los protocolos sanitarios.

La apertura comenzó esta semana con una masiva afluencia de público en la piscina Sol de Oriente en el sector Los Volcanes y en las que recientemente entraron en funcionamiento.

“Ha ido creciendo en forma gradual la afluencia de personas de todas las edades en los distintos recintos municipales respetando los aforos sanitarios con la apertura de nuevas piscinas, como por ejemplo, de las poblaciones Vicente Pérez Rosales y El Roble, tanto para las clases de natación durante las mañanas como para la recreación por las tardes”, señaló el director municipal de Deportes, Samuel Caroca.

El directivo indicó que la municipalidad implementó todas las medidas solicitadas por la autoridad sanitaria, que considera procedimientos de registro y toma de temperatura, además de la incorporación de monitores, paramédicos y salvavidas.

“Los profesores que dictan los cursos son personas capacitadas en la enseñanza de la natación”, dijo el director municipal de Deportes y Recreación.

En cuanto al funcionamiento, el asesor deportivo Hernán Blasco precisó que en todas las piscinas se programó una sesión de hidrogimnasia para las personas mayores entre las 9 y las 10 de la mañana.

Agregó que entre las 10.30 a las 11.30 horas se realiza un bloque de iniciación al medio acuático, y luego entre las 12 y las 13 horas se dicta el curso intermedio y avanzado para personas con experiencias en el agua.

Blasco añadió que desde las 15 a las 18.30 horas se abren las piscinas para el uso para la sociedad civil y  toda la comunidad.

“Muy bueno, mi hijo lo traje porque no sabe nadar y a nivel personal le sirvió porque él estuvo dos años con clases online”, dijo Noelia Palma, mamá de su hijo  Agustín Defaur.

Para Felipe Contreras es emocionante que su sector tenga una piscina que fue un anhelo de todos los vecinos y vecinas que viven en esta población ubicada en la parte sur de la ciudad.

“Me crié en este barrio cuando todo era de tierra y es una alegría ver que las nuevas generaciones, entre ellas mi hija, puedan disfrutar de esto”, afirmó.