Municipalidad anuncia solución para situación de veredas resbaladizas

Alcalde Benavente explicó que tras múltiples estudios, los profesionales optaron por una alternativa que dio muestras de adherencia en las distintas condiciones medidas.

 Acogiendo la inquietud de la comunidad y luego de realizar una serie de pruebas de campo, la municipalidad empleará soluciones antideslizantes en el proyecto de recambio de aceras que se ejecuta en la zona céntrica. “Si bien es una situación que heredamos al asumir la administración municipal, creemos importante hacernos cargo, buscar soluciones y estamos contentos de los resultados obtenidos en las pruebas en terreno”, sostuvo el alcalde de Chillán.

“Cambió diametralmente”, sostuvo el edil Camilo Benavente, tras supervisar las pruebas de inspección sobre los trabajos y las propuestas técnicas con distintos elementos aplicados a las veredas que están construidas.

Precisamente hace un par de semanas, el municipio había paralizado el hormigonado para hacer el análisis de lisura y un ensayo de pinturas y aditivos antideslizantes que permiten entregar mayor seguridad a los peatones, especialmente en los días de lluvia.

“En el 80% que actualmente están construidas se utilizará una máquina que le dará pulido -tipo helicóptero- para dar mayor rigurosidad y aspereza al hormigonado; y en el 20% restante, se va a realizar “un peinado” a la superficie”, explicó el jefe comunal.

Camilo Benavente dijo que se trata de la mejor solución posible, de tal forma que pueda incorporarse a este proyecto iniciado en marzo pasado  y que se espera esté concluido en diciembre próximo.

El recambio de acera en la zona céntrica es financiado con fondos regionales por aproximadamente $ 4 mil millones tiene un área de influencia entre las calles Carrera, 18 de Septiembre, Prat, Sargento Aldea y Avenida Libertad, en una superficie de intervención de 27.212 metros cuadrados.