Transparencia        

       

Noticias

Inauguran obra de “Aceras y Señalética” en Quinchamalí

Todo un acontecimiento se vivió en Quinchamalí tras la inauguración de la nueva obra que de ahora en adelante da una nueva cara a la localidad agro-alfarera...

Todo un acontecimiento se vivió en Quinchamalí tras la inauguración de la nueva obra que de ahora en adelante da una nueva cara a la localidad agro-alfarera. Se trata de la implementación de aceras (antes inexistentes) y señalética, las que se emplazaron en dos calles de la localidad: Camino a Confluencia (en la zona norte dentro del polígono de la zona urbana) y Camino Real (desde los Bomberos hacia camino a Chonchoral) siendo intervenido 1 kilómetro aproximadamente.

Con la presencia de diversas autoridades encabezadas por el Seremi Subrogante de Vivienda y Urbanismo, Miguel Ángel Hernández, la directora de la Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Chillán, Carolina Chávez, el Consejo Vecinal de Desarrollo y los vecinos, se dio el vamos a la jornada inaugural en la zona, siendo el punto clave de la actividad el tradicional corte de cinta, lo que sacó aplausos de los vecinos.

La música folclórica del Conjunto Alma de Ñuble y  la presentación de los alumnos de la Escuela de Quinchamalí amenizaron la jornada realizada al aire libre.

Necesidad de los vecinos

Este proyecto, cuyo monto de ejecución llegó a poco más de los 116 millones de pesos, se tornó en una necesidad para los vecinos de la localidad quienes vieron con buenos ojos esta iniciativa impulsada por el Programa “Quiero Mi Barrio” del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y ejecutado junto a la Municipalidad de Chillán.

Para la presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo de Quinchamalí, María Eugenia Uribe, esta obra es un significativo avance para el bienestar y calidad de vida de los vecinos de la localidad agro-alfarera, “Nunca antes un gobierno había invertido tanto como en esta oportunidad y eso se traduce en bienestar y en calidad de vida para los vecinos. Quiero agradecer al Seremi porque se la jugó en que Quinchamalí fuera favorecido con este Programa que en la zona es de carácter patrimonial”, señaló Uribe, agradeciendo en nombre de la comunidad esta obra, “que recibo con tremendo orgullo y cariño”.

Cabe señalar que la pavimentación de las nuevas aceras del Barrio Quinchamalí se ejecutó en hormigón estampado pigmentado, similar a una superficie de piedras. En tanto las nuevas señaléticas se hicieron pensando en el valor patrimonial de la zona, rescatando su carácter agro-alfarero. Se sumó a las obras un inmobiliario ah doc a los requerimientos de la comunidad, velando por la seguridad y contribuyendo a que sea un lugar más amigable para los vecinos y turistas.

El Seremi Subrogante de Vivienda y Urbanismo, Miguel Ángel Hernández, hizo énfasis en los objetivos fundamentales del Programa “Quiero Mi Barrio” enfocados en el mejoramiento del espacio público, la calidad de vida, la identidad, el patrimonio, la equidad y el desarrollo productivo lo que se tradujo en la obra inaugurada “Hoy estamos inaugurando y seguiremos trabajando con toda la comunidad organizada como vecinos, carabineros y municipio coordinando las acciones y tienen el compromiso del Ministerio de seguir apoyando en acciones futuras”, señaló Hernández.

Por su parte, en representación del alcalde Sergio Zarzar, la directora de la Dirección de Desarrollo Comunitario, Carolina Chávez valoró la implementación del Programa Quiero “Mi Barrio” en el sector, lo que va de la mano con fomentar la participación ciudadana, “estoy muy feliz de representar a nuestro alcalde ya que para él la participación ciudadana es un eje fundamental de su gestión, también agradecer al Ministerio por la ejecución de estos avances para Quinchamalí y esperamos pronto estar presentes en la inauguración de las próximas obras”, puntualizó Chávez.

Acceso a la Infor.    

Ley del Lobby          

Eventos

  • Oct 26
    20:00 - Orquesta Fundación Impronta y Surco y Semilla
  • Oct 31
    20:00 - Conjunto Folclórico Palomar en Ciclo Homenaje a Violeta.